Logo de idoneam

Idóneam nace debido a dos necesidades. Una, la de los universitarios que consideran insuficiente el apoyo que reciben por parte de sus directores de tesis y que se ven en el dilema de tener que avanzar sin tener del todo claro cómo hacerlo. Dos, la de los profesionistas que, con o sin pandemia, lidiamos con el desempleo, la precariedad, los malos tratos de los empleadores, el outsourcing, el irrespeto general de los derechos laborales, la falta de oportunidades, el nepotismo y todo eso que falla en el mundo laboral mexicano.

Es claro que desde esta plataforma no arreglaremos los defectos del mundo. Sabemos que muy probablemente, antes de convertirnos en una opción para profesionistas y universitarios, primero tendremos que equivocarnos, autocriticarnos y corregir. El camino no se ve sencillo, pero sería peor no intentarlo.

Idóneam ha sido, y seguirá siendo, resultado de un esfuerzo colectivo. Un intento que, con todo y sus imperfecciones se desarrolla con miras a convertirse en la mejor versión de sí misma: una posibilidad real y accesible para los estudiantes que buscan apoyo y una opción razonable de ingreso para quienes buscan oportunidades.

A menos que se trate de un líder sindical o de un funcionario corrupto, en México es imposible enriquecerse si se trabaja en el sector educativo. Por suerte, tampoco es el objetivo de Idóneam. Nuestro proyecto se parece más a los actuales experimentos sociales que circulan en internet que a las empresas tradicionales. Queremos saber si se puede desarrollar un negocio que no sea voraz y, en cambio, sea humano, respetuoso, con pagos justos y que se nutra del disenso, el diálogo y el respeto.

Se equivoca quien afirma que el esfuerzo individual es superior al esfuerzo colectivo. En ningún sentido lo es, y basta observar la situación actual del medio ambiente para ver cuánto urge renunciar a esa creencia.

Siempre ha sido más fácil trabajar solos que con los demás. No cualquiera sabe escuchar, tolerar, ceder y construir con el otro. En estos tiempos de aislamiento social (no el que ha resultado de la pandemia, sino el que ha resultado de la inmersión en eso que podemos llamar “nuestras vidas virtuales”), es más fácil andar por la vida a solas que en compañía. O por lo menos eso queremos creer, porque es claro que, aun a la distancia, nos buscamos.

Es por esta convicción en cuanto a que es necesario resituar lo colectivo por encima de lo individual que Idóneam aspira a ser una cooperativa virtual.

Ya se ve que somos ambiciosos, sí, pero no porque queramos huir, un buen día, hacia Andorra con nuestros millones, sino porque buscamos sentar un precedente importante.

¿Nos ayudas a lograrlo?

VHA

4 comentarios en "Declaración de intenciones"

  1. Totalmente de acuerdo, pues las condiciones de trabajo en nuestro país nos obligan a buscar empleos que no nos satisfacen en muchos sentidos, por ejemplo, nos olvidamos de nuestras aspiraciones, dejamos de lado la creatividad, incluso, en ocasiones renunciamos a nuestra vocación por tener un trabajo que nos permita subsistir. Creo que este espacio nos brinda esperanza y oportunidad de poner en práctica lo que sabemos hacer y nos emociona.

  2. Me agrada encontrarme con un colectivo que piensa de esta manera. A veces es muy complicado crecer profesionalmente en una empresa ya que, como mencionan, están llenas de nepotismo y corrupción (ya me ha tocado). Me gusta la forma en la que presentan el proyecto, algo más honesto, profesional y por el gusto de ayudar al otro a lograr un trabajo de calidad. Digamos que es un ganar-ganar ya que el servicio permite desarrollarte profesionalmente y al mismo tiempo estás ayudando a otros a lograr un trabajo de investigación presentable y sin errores.

  3. Desgraciadamente muchas personas preparadas están en busca de empleo y nos encontramos en un país donde si no hay “palancas” no tendrás un buen trabajo, con la pandemia esto empeora y comienza la frustración de tener una licenciatura que parece no es suficiente.
    Estoy de acuerdo completamente con ustedes, debemos apoyar a los estudiantes ante este cambio que generó la pandemia, hacer uso de lo que sabemos y compartirlo con los demás.
    No todos somos corruptos, cambiemos nuestra forma de pensar para bien.

  4. Es muy importante impulsar este tipo de iniciativas, de manera particular, en los ámbitos educativo y editorial, sectores en los que resulta muy difícil trabajar en condiciones dignas y estabilidad laboral. Agradezco su esfuerzo y me uno a su iniciativa de generar opciones de desarrollo profesional y empleo. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *